lunes, 2 de febrero de 2009

hell is a city much like London.

  1. londres te obliga a amar y odiar intensamente, en cuestión de segundos; dependiendo de la boca del metro en la que salgas: como una rata inmunda, si es en camden, o como un rockero glorificado, si es en oxford circus. amo londres cuando el clima y la gente me permiten dar paseos largos, grises, pausados, y aborrezco londres cuando me toca apretujarme para subir a un autobús de lunas empañadas, con la promiscuidad de sus olores y la tensa calma de los relojes durante el temido rush tour.
  2. me gusta caminar por hyde park cuando hay ardillas, y los jardines se ven increíblemente verdes, de un verde que es greener than anywhere else, aunque I. diga lo contrario y se burle tanto de mi; pero prefiero huir cuando empieza a oscurecer y las veredas se llenan de roedores y rostros desencajados, intoxicados o con síndrome de abstinencia.
  3. me gusta londres en otoño, cuando las calles de los barrios elegantes se llenan de hojas rojizas, y la gente luce abrigos largos y sombreros de lana. me gusta abrir la puerta y respirar hondo, llenándome los pulmones de humedad y polución y aromas de kebab, curry o galletas de canela. detesto londres en verano, cuando los parques públicos se llenan de cuerpos blancuzcos y rechonchos, que buscan asolearse debajo de la densa nube de vapor que cubre la ciudad. me pregunto como será londres en invierno.
  4. por las noches, me excita ver las primeras luces de neón, el inamovible cartel de sanyo y los colores de las vitrinas de carnaby street; pero me agobian los rebaños de chicas asiáticas, artificialmente adolescentes, fotografiándose altaneras y sin conciencia alguna, sobre las huellas que dejó McCartney en abbey road.
  5. me gusta ir al teatro en londres, especialmente por la sensación de que, al salir, uno mismo también camina sobre un escenario. me engrandece sentir que comparto escena con mick, keith, ronnie y charlie, y que mi compañera de pasarela podría ser twiggy, o incluso kate. al mismo tiempo, me sabe mal caminar tan contenta, tan llena de vida, tan swinging, cerca de la que muy probablemente será la tumba de amy.
  6. estando en londres, me entusiasma la posibilidad de toparme con sienna miller o cristiano ronaldo en la barra de un bar. estando en londres, me aterra la posibilidad de estar en el lugar equivocado, en el momento equivocado, y morir tontamente en un atentado terrorista, mientras bajo distraídamente del bus rojo, o cuando me quedo dormida en el nuevo terminal de british airways.
  7. admiro profundamente el sistema de transporte londinense, y sueño con que algún día los limeños puedan deslizarse como arañas a lo largo de una red intricada de coloridas líneas de metro, tren y tram, pero inevitablemente la cago a la hora de comprar mis boletos, y termino deshaciéndome en disculpas con alguna uniformada implacable, que no me cree que a mi edad, soy incapaz de distinguir la zona 1 de la 2 y me acusa de sabotear las normas de transporte, sospechando que lo hago por envidia porque vivo en un pueblo donde solo hay vacas y montañas y a lo sumo, catorce rutas de bus.
  8. tengo pocos amigos en londres, pero no los necesito estando tan bien acompañada por viejos conocidos como mary poppins, el paddington bear y la bella eliza doolittle. todo en londres me resulta familiar, excepto cuando descubro a lady di mirándome desde el reflejo de la ultima copa, babeada y marcada con lip gloss, que aun se exhibe macabramente en la lujosa tienda de su casi-suegro (y es que ni siquiera las princesas británicas saben beber sin manchar las copas!).
  9. detesto la frase mind the gap, especialmente cuando la imagino impresa en el calzón de alguna turista mañosa, pero me transmite tranquilidad toparme a cada paso con instrucciones que me recuerdan educadamente que me aleje de las puertas, que cuide mis pertenencias, que no esta permitido fumar. me sobresaltan las órdenes que comienzan con this is a security announcement, pero agradezco en el alma que londres siempre me grite LOOK RIGHT LOOK LEFT al llegar a cada esquina.
  10. me divierte la neurosis organizada; el andar trastornado de las personas-hormiga, siempre apuradas camino al trabajo, camino a casa, camino al pub. juego con la idea de vivir un par de días como ellos, intensa, peligrosamente, pero en el fondo acepto que -ya resignada a la quietud predecible de mi aldea suizo alemana- jamás podría ser parte de la vorágine londinense. esto último se me nota demasiado en la cara: siempre en londres, los taxis tienen a cobrarme demasiado, y cuando voy en tren, soy la ultima en subir al vagón.

18 comentarios:

Gisel dijo...

Aun no entiendo tu mania por el diez
pero es divertida =)

rR. dijo...

londres me parece una ciudad extraña, fria y gris, pero algo de o en londres me llama y cada dia creo mas que aparecere por ahi en algun momento.



gud bai.

Cys dijo...

Planeo ir por allá pronto! Te pediré los tips que todo turista debe conocer ya que te veo muy entendida en el tema :)

iziar leugers dijo...

cys cuando quieras compartimos los tips! que mostro que vengas!

verdemundo dijo...

Qué haces por Londres?

iziar leugers dijo...

reuniones de chamba... :o(

El Chico Nube dijo...

Bu, yo tb quiero London.

no decir dijo...

I decree today that life is simply taking and not giving...
LONDON IS MINE... it owes me a living...

te suena? ;) para variar, the smiths siempre tienen razón :)

buen viaje y aprovecha al máximo...

Daphne dijo...

Bien descrita la neurosis organizada... qué risa

Renzo dijo...

Whooaaaaa
Con esa descripción provoca viajar allá...

Comenzaré a ahorrar

Lemon Guy dijo...

OH! con esa descripción uno ya se quiere tomar un avión e irse para alla ... estos post tuyos lo empequeñecen a uno x no conocer tanto del mundo como se debe ... q envidia caraxo!! jajaja

Lemon Guy dijo...

Leyendo los comentarios ... pues si tus post siempre tiene 10 puntos y yo ni me entere! jajaja osea q poco observador como sea no se grabo mi comentario anterior ahhhh me ataco este post me encanto vao a London!

maga dijo...

Jajajaja, me has hecho reír con twiggy. "Mind the gap" es mejor en el calzón de una turista mañosa que en el calzoncillo de un obrero gordo y sudado...

Libelula dijo...

es un juego de video.
salvo las hojas rojizas.

suerte
bso

Blackberry dijo...

No es la primera vez que el azar me trae hasta tu blog, y engancha.
Me encanta Londres, y me he reido al sentirme identificada en varios numeros de la lista.
Encantada
;*)

Mu.- dijo...

algún día lo tengo que conocer!

Miguel dijo...

Neurosis organizada...jajajajja

me muero por ir a conocerla.

LONDON CALLING!!!

Maria Pia dijo...

he entrado acá antes y siempre me he visto en la obligación de leer por lo menos 3 posts tuyos.. qué bestia, hace que una quiera seguir leyendo mas y más. Yo conocí Londres en invierno, y coincido con casi todos los puntos.. el LOOK LEFT - LOOK RIGHT son taaan necesarios!.. No hay mucho turista en esa época, aunque sí, también me estresó un poco ver a la gente a las 8am en el metro eternamente apurada yéndose a trabajar con café en mano.. Creo que es uno de los pocos lugares de Europa donde me gustaría quedarme a vivir. Saludos, te felicito por el blog! es genial!